Contactar | Mapa
Home
 Novedades   Noticias   VetÁrea   Bioseguridad   Productos   Buscar producto   Conózcanos 
VetÁrea
Índice VetÁrea
  Bayer Links
 
 1/7 
Dermatitis alérgica a las pulgas:
un problema constante en animales pequeños.
Norbert Mencke
Bayer AG, BG-Salud Animal D-51368 Leverkusen, Alemania
 
 
Introducción

Las pulgas son los parásitos chupadores de sangre más comunes en un amplia gama de animales de sangre caliente.

La pulga del gato (Ctenocephalides felis felis) representa un 70% de todas las infestaciones por pulgas (Dryden y Rust 1994; Krämer y Mencke 2001). Las pulgas amenazan la salud humana y animal debido a las reacciones a las picaduras y a la transmisión de agentes infecciosos, como la Baronella henselae, un organismo asociado con la fiebre por arañazo de gato (Chomel y cols. 1996).

Los signos clínicos de infestación por pulgas en el perro pueden ser dermatitis papular, seborrea y prurito, seguido en algunos casos por dermatitis bacteriana secundaria. Las infestaciones repetidas pueden llevar, además, a la dermatitis alérgica en el perro debido a la sensibilización a los componentes de la saliva de la pulga.

También se describen reacciones similares en otros huéspedes como el gato o el género humano (Feingold y Benjamini, 1961). Como el ciclo vital de la pulga del gato es bastante corto, con aparición de una nueva generación cada tres semanas, las viviendas pueden verse infestadas de pulgas en un corto periodo de tiempo. Por lo tanto, son necesarias medidas de control eficaces (Rommel y cols. 2000) para evitar la diseminación de una población de pulgas.
 
 
 
 1/7